domingo, 9 de marzo de 2008

Amor y Desamor en el pequeño Manhattan

Vivo en una ciudad a la que comparan con Manhattan.
Aquí las cumbres de los rascacielos también arañan la bóveda celeste y el hormigón de los edificios impide respirar normalmente. Aquí el verano dura una vida y el invierno un suspiro. Ciudad de paso para muchos, hogar de casi nadie. Lugar de falsas promesas y esquivas estancias. Aquí, rodeados de mar y a la sombra de una montaña se suceden historias bellas e historias tristes. Cada persona tiene su propia historia (historias con minúsculas) las hay pequeñas e insignificantes, de esas que no te dicen nada y no dejan huella en tu alma, pero también las hay inmensas y profundas, de esas de las que ya no te olvidas aunque pasen cien años.
Pues, sí, en esta pequeña jungla de asfalto, cada uno trata de sobrevivir sin salir demasiado herido, sin perderse por el camino y sin que la hipocresía del día a día le roce.
Hay personas felices que están viviendo momentos tiernos, quizá efímeros, pero igual de importantes que una vida entera. Gente que se mira cada día en el espejo y ve un rostro iluminado y una mirada plena. Y sonríe, y sabe que tiene lo que quiere.
También hay personas infelices, personas que cuando se miran al espejo ven sólo una pálida sombra de lo que fueron. Un esbozo medio borrado de una vida mejor... y se preguntan qué ha pasado... dónde ha ido la antigua imagen del espejo...
Vivo rodeada de esas personas en el pequeño Manhattan. Cada una, una historia, cada una, una vida. Una esperanza. Un tren que ya partió. Un largo camino por delante ó una carretera cien veces olvidada. Un mundo de minúsculas ilusiones ó de inmensas desdichas... pero un mundo sin duda.
Quizá por todo esto... por lo bueno, por lo malo... a pesar del pasado, del presente ó del futuro... A pesar de haberme perdido, de haberme caído, de haber llorado y reído... a pesar de haber renunciado a veces... YO quiero ser la protagonista de mi historia, aquí en el pequeño Manhattan...

6 comentarios:

  1. Asi es la vida una jungla en la que hay que vivir y no sobrevivir, por que somos dueños de nuestra vida...

    ResponderEliminar
  2. La vida es asi, llena de historias de la gente, de los que tienes a tu alrededor, de las que lo mas insignificante se convierte en importante, por estar en todas mis historias de los ultimos 6 años, gracias, y gracias por dejarme compartir las tuyas.
    besossss

    ResponderEliminar
  3. TE QUIERO!!!!! YA SEA ENTRE EL GENTIO DE LA PEQUEÑA MANHATTAN COMO EN LA PROFUNDA SOLEDAD DE TOMBUCTUTU..... UN BESO HERMOSA ESCRITORA ....

    ResponderEliminar
  4. Hola guapísima, ¿te han diho alguna vez que te pareces a Audrey Hepburn? gracias por tus comentarios, por cierto la admiración es mutua. Escribes my requetebien.
    besos.

    ResponderEliminar
  5. rosadelima13 marzo, 2008

    hola princesa, hacia mucho tiempo que no entraba en tu blog. Cada dia escribes mejor. Pero sigues sin convencerme, sigo pensando que eres una de las personas con mas vida que conozco, y no me harás cambiar de opinión, porque cuando te conocí, pensé..... (porque aunque parezca mentira, aveces pienso) yo de mayor quiero ser como ella......ji ji ji. bueno fuera de cachondeos. no dejes que nadie te gaste el alma, no solo esta en juego tu vida, también lo esta la de las personas que te quieren como yo, NO DEJES QUE PIERDA LA ESPERANZA....
    BESITOS

    ResponderEliminar
  6. Arwen: tienes toda la razón del mundo, vivir... y yo llevo demasiado tiempo sobreviviendo...

    Chamaco: Espero que sigas ahí compartiendo mis historias y dejándome compartir las tuyas amigo, muchos besos

    Anónimo: Sé quien eres, y gracias por eso de que me quieres, aunque te obligue a decírmelo de vez en cuando

    Barbarella: Audrey era tan fantástica... ojalá... gracias por leerme. Muchos besos y sigue con tu blog, me parece fantástico

    Rosadelima: la esperanza es lo último que se pierde... por favor, sigue creyendo en mí, aunque todavía me quede un largo camino para volver a ser yo... te quiero mucho

    ResponderEliminar